Moho en el hogar: cierra la puerta a los hongos

El moho es un tipo de hongo que, aunque puede surgir al aire libre, su aparición es más común en lugares húmedos. Existen multitud de clases de mohos y su brote es muy habitual en paredes y techos. Es frecuente encontrarnos con la molesta situación de que el moho llegue a nuestro sótano, duchas, baldosas y/o juntas del baño. Zonas donde el nivel de humedad es alto y la ventilación complicada.

En Secrilim somos especialistas en acabar con este y otros problemas de limpieza. Garantizando el mejor de los resultados y evitando así también poner en riesgo la salud. Pues este organismo, aparte de ser antiestético, puede llegar a dificultar nuestra respiración.

¿Dónde y por qué aparece el moho?

Los problemas de humedades son la causa principal de que el moho llegue a nuestra vivienda. El vapor de agua que producimos al ducharnos, planchar o cocinar se acumula y las pequeñas gotas se condensan en superficies donde no desaparecen en forma de vaho. Tal y como lo harían en espejos y cristales, sino que permanecen ahí si la zona no se ventila adecuadamente.

Puede suceder que la humedad proceda del exterior y se infiltre dentro de la vivienda por una mala impermeabilización del edificio. Debida a materiales de construcción antiguos y porosos que absorben el agua de lluvia. Las consecuencias del moho, además de su desagradable olor y de manchar nuestros espacios, producen un deterioro de la estructura donde se asienta que, a largo plazo, puede resultar muy peligroso.

No más moho en mi hogar

Una vez que nos visita, despedirse del moho allá donde se haya encaprichado de instalarse no es tarea fácil. Existen muchos remedios caseros que intentan deshacerse de esas horribles manchas oscuras. Pero a la hora de la verdad, es más complicado de lo que parece. Y si conseguimos eliminarlas, lo más seguro es que vuelvan a aparecer. Algunos productos como la lejía matan a estos hongos al entrar en contacto con ellos. Pero solo es capaz de vencer a los que se encuentran en la superficie. Esta se desinfecta pero el moho residente en el interior de materiales porosos permanecerá allí y, tarde o temprano, volverá a salir.

Por eso es fundamental que ante el primer indicio de humedad en nuestro hogar contratemos un servicio técnico experto en limpieza. Que solucione este problema antes de que se extienda a otras zonas de la vivienda. Secrilim, con su equipo especializado, elimina el moho de cualquier dependencia. A través de un proceso de secado, deshumificación y limpieza del moho profesional. Reconstruyendo de esta manera las zonas dañadas.

En las paredes de yeso, una vez sustituido el revestimiento afectado, podremos verificar que el moho solo se encuentra superficialmente. O por el contrario, ha penetrado en el interior. De ser así, nos cercioramos de que no queden restos para evitar que el moho prolifere más adelante.

Si no lo has hecho ya, echa un vistazo a todos tus rincones. Y asegúrate de que tú y toda tu familia no estáis conviviendo con este indeseable organismo. Si tienes cualquier duda llámanos y no esperes a poner en riesgo tu salud y la de los tuyos.

Cerrar menú
Hola! Bienvenid@ a Secrilim.
No dudes en ponerte en contacto, dinos en que te podemos ayudar.
Powered by